Blog

Cuándo-los-casos-droga-pueden-constituir-delito-federal

¿Cuándo un delito de drogas puede dar lugar a un delito federal?

Los delitos de drogas pueden ser tan leves como tener drogas para uso personal o tan graves como fabricarlas y venderlas. Algunas personas pueden no darse cuenta de que las leyes sobre drogas en Texas y a nivel nacional son bastante estrictas.

En Texas, tener ciertas drogas puede conducir a cargos por delitos graves, y los delitos federales de drogas vienen con sentencias mínimas obligatorias, lo que significa que los cargos federales pueden ser más severos que los cargos estatales. Entonces, ¿cuándo los casos de conspiración de drogas se convierten en delitos federales en Texas? Vamos a examinar los factores que afectan a este en nuestro blog.

Delitos de drogas estatales y federales

En todos los estados, incluido Texas, es un delito grave poseer, fabricar o vender drogas ilegales. Normalmente, las personas se enfrentan a cargos menos graves a nivel estatal por delitos menores de drogas. El estado de Texas y el gobierno de los EE.UU. tienen sistemas separados para clasificar las drogas ilegales. Es importante tener en cuenta que, aunque utilicen sistemas diferentes, las drogas en sí son las mismas.

En Texas, la ley categoriza las drogas de manera diferente y asigna varios castigos por su posesión, venta o fabricación. Existen grupos de penas por drogas según la ley de Texas, cada uno con su propia gama de penas.

Por otro lado, la ley federal organiza las sustancias controladas en cinco listas de drogas, establecidas por la Ley de Sustancias Controladas de 1970. Cada lista conlleva penas diferentes, siendo la Lista I la más severa y la Lista V la menos severa.

Conspiración en casos federales de drogas

La aplicación de la ley federal tiene jurisdicción sobre los casos de conspiración de drogas si se cumplen ciertas condiciones. Estas conspiraciones federales de delitos de drogas incluyen:

Actividad interestatal o internacional 21 U.S.C. 841

Las autoridades federales suelen intervenir cuando las conspiraciones de drogas implican actividades que pretenden distribuir a través de fronteras estatales o internacionales, especialmente si las operaciones de tráfico de drogas abarcan varios estados o países.

Drogas de gran cantidad 21 U.S.C. 841(c)

El gobierno federal tiende a ocuparse de casos con grandes cantidades de drogas potentes como cocaína, heroína, metanfetamina o fentanilo. Están más interesados en estos casos.

Implicación de armas peligrosas 18 U.S.C. 924(c)

Si los implicados en la trama de drogas tienen pistolas u otras armas peligrosas, el caso puede convertirse en un asunto federal. Las autoridades federales son muy estrictas en cuanto a la conexión entre drogas y armas.

Conspiración de drogas 21 U.S.C. Sección 846 & 963

Una conspiración de drogas se produce cuando un grupo de personas se pone de acuerdo para cometer un delito federal de drogas, aunque no lo lleven a cabo ni lo hagan personalmente.

Delitos de localización protegida

Puede enfrentarse a un cargo de lugar protegido si vende drogas a menores de 21 años, vende drogas cerca de un colegio o contrata a menores de 18 años para actividades relacionadas con las drogas.

Panorama de la Ley Federal de Drogas

Los tipos de drogas se clasifican en la siguiente lista según la Ley Federal de Sustancias Controladas:

  • Las drogas de la Lista I, como la marihuana, el éxtasis, el LSD, el peyote y la heroína, son altamente adictivas y no tienen ningún uso médico aceptado.
  • Las drogas de la Lista II, como la cocaína, la metanfetamina, el Vicodin, el Ritalin, el OxyContin y el Adderall, son altamente adictivas y causan dependencia.
  • Las drogas de la Lista III, incluidas la ketamina, los medicamentos con codeína y los esteroides anabolizantes, tienen un menor potencial de adicción en comparación con las de las Listas I y II.
  • Valium, Xanax y Ambien son drogas de la Lista IV con bajo riesgo de adicción y abuso.
  • Las drogas de la Lista V tienen aún menos probabilidades de ser objeto de abuso que las de la Lista IV, y contienen cantidades específicas de ciertos estupefacientes.

Cargos federales por conspiración de drogas

  • Si te pillan con cantidades mayores de esas drogas, un primer delito puede acarrear de 10 años a cadena perpetua y una multa de hasta 10 millones de dólares por persona.
    • Una segunda condena podría suponer de 20 años a cadena perpetua y multas de hasta 20 millones de dólares si se trata de un delito individual. Si es su tercer delito, podría enfrentarse a cadena perpetua y una multa de 20 millones de dólares.
  • La posesión de cualquier cantidad de otras drogas de las Listas I y II no mencionadas anteriormente puede conllevar hasta 20 años de prisión por un primer delito.
    • Prisión de hasta 30 años por un segundo delito. Las multas podrían ser de hasta 1 millón de dólares y hasta 2 millones de dólares.
  • Tener cualquier cantidad de otra droga de la Lista III por primera vez podría suponer hasta 10 años de prisión con una multa de hasta 500.000 dólares.
    • Un segundo delito puede acarrear hasta 20 años de prisión con multas de hasta un millón de dólares.
  • La posesión por primera vez de una droga de la Lista IV puede conllevar hasta 5 años de prisión y una multa de 250.000 dólares.
    • Un segundo delito podría acarrear hasta 10 años de prisión y una multa máxima de 500.000 dólares.
  • Posesión de drogas de la Lista V: máximo 1 año de prisión y 100.000 dólares de multa por el primer delito..
    •  Un segundo delito puede acarrear 4 años de cárcel y una multa de 200.000 dólares.

¿Arrestado? No se declare, ¡llámeme!

Si usted o alguien que usted conoce se enfrenta a cargos federales de drogas, es una buena idea ponerse en contacto con un abogado de delitos federales de drogas. Ellos pueden ser un verdadero salvavidas para tratar de mantener su libertad intacta. Por lo tanto, es importante no hablar con la policía o los agentes federales hasta que tenga representación legal.

El Grupo de Defensa Penal de Texas está formado por abogados penalistas experimentados, incluidos antiguos fiscales, que pueden ofrecerle una defensa firme y asertiva en el tribunal federal.

Puede ser intimidante navegar por la complejidad del sistema legal, especialmente cuando se enfrenta a la posibilidad de encarcelamiento. Un buen abogado trabajará duro para darle la mejor defensa disponible, además de tratar de ganar el caso. Utilizan su experiencia para refutar los cargos presentados contra usted.